JULIO

 

General:

Es la época de mayor crecimiento para los árboles de hoja caduca. A mediados de mes afortunadamente, el trabajo se simplifica porque, muchas especies entran en el reposo canicular.

En algunas zonas la transición a los días calurosos es muy brusca. Si su zona tiene esta característica, vigile muy atentamente ya que los primeros calores fuertes pueden coger “desprevenidas” a los árboles. El riego no se puede descuidar.

Si las temperaturas suben por encima de los 24/25 grados es aconsejable mojar las hojas al atardecer, mínimo dos horas antes de la puesta del sol. Esto ayuda al enraizamiento y controla en parte a los ácaros. Teóricamente, los hongos ya no pululan, pero vigile por si acaso no se han enterado de que deben estar descansando.

Si se deja el bonsái en la estantería en la misma posición mucho tiempo, se deformará creciendo en la dirección en la que tenga mas sol. Marcar en la maceta la posición que apunta al sol con un alambre , así si se mueve se sabrá la orientación que tenía y se podrá volver a poner correctamente. Ir cambiando la orientación cada 10 días o como máximo cada 15.

Trasplantado

En general a partir del 15 de julio (hemisferio norte) se pueden trasplantar la mayor parte de los árboles. En particular es una época excelente para la mayoría de los pinos

Poda y pinzado

 Si se han desfoliado en junio, las Zelkova y los Acer buerguerianum, brotan y crecen. Hay que vigilar para poder cuidar las ramas nuevas que salen en los puntos que nos interesan y al mismo tiempo eliminar aquellas que lo hacen donde sobran, eliminándolas lo antes posible.

En especial algunos áceres tras la defoliación tienen tendencia a echar tres o mas brotes en las puntas de las ramas. Hay que eliminar las que sobran lo antes posible.

Las hayas y carpes tiene por otra parte tendencia a producir brotes muy vigorosos. Hay que podarlos dejando sólo un nudo. Las Stewartia  se podan dejando uno o dos nudos  cuando los nuevos brotes han crecido 3 ó 4 cm.

En las hayas deben eliminarse las hojas muy grandes o recortarlas y al mismo tiempo medio desfoliar o aclarar mucho la cima. De esta forma se evita el debilitamiento de las ramas interiores, las bajas o aquéllas que deseamos fortificar.

Las Zelkova formadas en sombrilla, deben vigilarse y podar las ramas que sobresalgan de la silueta.

Los brotes de los carpes se pinzan con los dedos cuando aún están de color marrón. Si se han dejado crecer, se espera a que la rama tenga de 5 a 7 cm. y se corta dejando sólo una hoja

Alambrado

Es buena época para formar coníferas, en especial pinos, a partir del momento en que ya estén maduras las agujas.

La sombra de estos árboles no te protegerá del calor del verano pero son muy evocadores.


El riego es fundamental.


Cambiar la orientación a menudo. Marcar el frente para hacerlo con seguridad

 

Un poco de frescor se agradecerá.

 

Aprovecha las vacaciones para conocer la naturaleza y ¿porqué no? para profundizar un poco en el arte del bonsái.

Te recordamos que este mes de agosto y septiembre hay cursos en:
 Collsacreu, los lunes de 18 a 20h (Aceptamos sugerencia para otros horarios)

Mantener la silueta de sombrilla en las Zelkova.

La playa o un buen rincón en el mar también ayuda a relajarse.

 

Recortando las hojas grandes de las hayas se mejora la ventilación.

 

 

No dejes de visitarnos, el calendario no acaba aquí!